Título

WELCOME TO MY TRAVEL VLOG

© 2024 LOS VIAJES DE OSCAR. Travel stories, Photography and Video

ULTIMAS PUBLICACIONES

domingo, 26 de febrero de 2023

URUGUAY 2023 january

Uruguay es el país de habla hispana más pequeño de Sudamérica y, por su cercanía a Argentina (2h en ferry) no me quise perder la oportunidad de visitarlo ante opiniones fiables que hablaban de su encanto, su hospitalidad, la pintoresca Colonia, la turística Punta del Este o el agradable Montevideo con su casco antiguo y su paseo marítimo, más aun coincidiendo con sus Carnavales. 

Algunos amigos argentinos me desanimaban a ir… y me animaban a estar más tiempo en Argentina. Otro “clásico” argentino?.

Con mi amigo Ángel, llegamos en ferry a Montevideo un 5/febrero por la tarde (2,5h y 145 eur) desde Buenos Aires. Estuve en Uruguay solo 4D/3N y me dejé mucho por ver. Pero al ser mi primera vez allí, y quién sabe si quizás la última, preferí ver lo más conocido. Lo más básico... y también bajar el frenético ritmo de viaje que tuve en Argentina. 

Es cierto que estuve bastante condicionado por todo lo que había visto ya en Argentina días atrás con tanta intensidad. Regresé a Buenos Aires en ferry pero desde Colonia del Sacramento (1,5h y 50 eur)  para tomar el vuelo nocturno de regreso a España. Gillete G-2 apurado perfecto.

Uruguay es un país muy caro, incluso para los propios uruguayos. pero no solo dentro de Latinoamérica (la diferencia de precios con Argentina es brutal, casi el doble) sino también comparado con Europa: los precios están casi al nivel de España o más, en comercios y restaurantes. De vivienda ni hablamos. 

El vino es carísimo también. En Uruguay el sistema de salud y la Universidad libre gratuita y de razonable calidad compensan  el elevado  costo de los productos. En eso sí se parece a muchos otros países con servicios públicos razonables y precios caros.

Pero no es un país del primer mundo. Los índices de pobreza y desigualdad social son altos en relación a los de los países desarrollados. La clase media lleva un tren de vida bastante pobre en relación a la clase media europea o norteamericana. Cosas que allá son vistas como relativamente normales, en Uruguay serían consideradas lujos. 

En la capital uruguaya vive el 40% de la población del país. Es una ciudad dinámica y con un cierto ambiente de vida colonial donde se puede pasear con tranquilidad y donde la música, el teatro o el arte están muy presentes. 

La zona más interesante es la Ciudad Vieja, la antigua cuadrícula colonial amurallada que se extiende en el fondo de una península encajada entre el puerto y el río.


Dejo un video del viaje...

... y te recuerdo que este viaje cuenta con otros dos posts:



Te invito ahora a conocer mi paso por Montevideo, Punta del Este, José Ignacio y Colonia del Sacramento. No me dio tiempo a más... pero al final de esta publicación cuento otros planes interesantes por si alguien dispone de más días.

La comparación me resulta inevitable: si Argentina tiene crisis económicas recurrentes, en un círculo vicioso de corrupción, deuda e inflación y ahogando el aparato productivo, países como Uruguay (y también Chile), que tienen también sus propios problemas sociales y económicos, tienen economías relativamente ordenadas y que funcionan. 

Aunque no desentonarían con los estándares de las economías más débiles de la Unión Europea (Hungría, Bulgaria, Rumania, Chequia, Croacia, Polonia, Grecia o Portugal), que aún necesitan reformas y más progreso, al menos hay estabilidad económica y perspectivas de crecimiento. A este país se le conoce por ser “ganadero”: se estima una media de 3,5 vacas por habitante.

Este cuadro es muy elocuente para poder ver las diferencias: Uruguay "se sale" y Argentina, en fin.

El salario medio mensual uruguayo equivale a casi 700 usd, el más alto de la región,  Y algo igualmente significativo: en Uruguay se vende la hamburguesa Big Mac más cara de América y la segunda más cara del mundo, según el siempre elocuente "Índice Big Mac" que actualizó en enero-23 The Economist.

Los turistas argentinos de alto nivel adquisitivo siguen siendo mayoría en las costas uruguayas en verano, cuando se alcanza casi el 100% de ocupación hotelera en Punta del Este, con records de llegadas de aviones privados y fuerte  aumento de cruceros. 

Lo cierto es que casi 1 millón de argentinos “veranean” en Uruguay, algo difícil de entender por la diferencia del coste de la vida en Uruguay así que solo puede tratarse de los argentinos con mayor poder adquisitivo, ya que la clase media argentina no está hoy para gastar mucho. 

Es llamativo que Uruguay tramitó en 2022 un total de 7.209 visados de residencia para ciudadanos argentinos.

Entre las medidas que el gobierno uruguayo ha puesto en marcha para atraer al turismo argentino, de las que nos podemos aprovechar el resto de turistas, destacaría que (presentando pasaporte y pagando con tarjeta de crédito extranjera), no te cobran el IVA en hoteles ni en alquiler de vehículos, ni en restaurantes, bares, cafeterías y comercios.
La temporada alta en Uruguay va desde finales de diciembre hasta principios de marzo. Si lo que quieres es tranquilidad durante tu visita, debes evitar la primera quincena de enero, ya que es cuando la mayoría de uruguayos disfrutan de sus vacaciones y las playas se llenan… también de argentinos.

La gasolina en Uruguay estaba a 1,75 eur/litro, como en España, mientras que en Argentina estaba a solo 0,7 eur/litro.





MONTEVIDEO

Llegamos en ferry y fuimos directamente al Hotel Oxford, muy bien ubicado, y donde pasamos 2N (58 eur hab por noche, con desayuno), y que reservé por Booking.

Lo mejor en Montevideo es mezclarse con la gente en los lugares con más personalidad. Montevideo es uno de los 19 departamentos de Uruguay.  Comparando con Buenos Aires, que se encuentra a 2h de viaje en ferry, Montevideo es una ciudad muy tranquila, para muchos incluso podría ser aburrida. 




La ciudad se sitúa en la orilla del río de la Plata y uno de sus atractivos principales es su paseo marítimo, la Rambla, donde se puede pasear o hacer deporte en un ambiente muy relajado. 

Montevideo es una ciudad relativamente pequeña (1,4 mill hab.): la puedes visitar cómodamente en un par de días. El Área Metropolitana, con casi  2 mill. hab., concentra  el  60% de Uruguay.

El centro de la ciudad se halla alrededor de la Avenida 18 de julio y la Plaza de la Independencia, aquí también podrás visitar el Teatro Solís. 

Si te gusta comer carne, una cosa que tienes que hacer en Uruguay es ir al Mercado del Puerto para comer carne a la parrilla, un lugar bastante turístico, pero tiene su encanto.

Se le considera el mejor puerto natural de Sudamérica. 

En un viaje a Montevideo podrás recorrer varias ciudades en una sola, con muchas áreas verdes, atravesando el centro y su fuerte carácter colonial, paseando por las avenidas que recorren la costa del estuario del Río de la Plata o disfrutando de un asado en el Mercado del Puerto. 

Si además, como me sucedió a mí, tu viaje coincide con su carnaval, puedes disfrutar de un ambientazo: música, baile... y toda la esencia afrouruguaya.

La gente disfruta de La Rambla de muchas formas, una de ella es tomando y compartiendo la bebida típica del país: el mate. 
Se dice que La Rambla de Montevideo es la más larga del mundo. Aquí podrás caminar con vistas al Río de la Plata, que desemboca en el Océano Atlántico. Este río es considerado por algunos geógrafos como un golfo o un estuario, pero si lo vemos como un río, es el más ancho del mundo.









Fuimos a comer carne al Mercado del Puerto, donde probamos un vino uruguayo, un pinot noir, El Capricho 2021, algo regulero...










El icónico Teatro Solís de Montevideo es la sala teatral más emblemática y antigua de Uruguay, donde se llevan a cabo los acontecimientos más importantes de la cultura del país. Por su escenario han pasado grandes orquestas, obras y figuras del espectáculo de nivel nacional e internacional. Está ubicado en la zona de la Ciudad Vieja, a pocas calles del centro y a escasos metros de La Rambla. Estaba cerrado cuando fuimos, una pena.

Su nombre es en honor al navegante Juan Díaz de Solís y fue inaugurado en 1856 con la Ópera de Verdi Ernani. La fachada principal del teatro, de estilo neoclásico, tiene similitudes con el teatro Carlo Felice de Génova. Tuvo un incendio en 1.998 y reabrió en 2004.



Muy cerca estaba la Librería Más Puro Verso, espectacular. 

En un precioso edificio estilo Art Deco construido en 1.917 se encuentra esta espectacular librería, parte del Patrimonio Nacional de Uruguay: merece la pena verla y disfrutar no solo de la librería en sí, sino también del reloj de su vidriera interior, de su antiguo ascensor (el primero que hubo en Montevideo y que aún funciona), y de su escalera de mármol al 1er piso, donde hay una pequeña cafetería.















EL CARNAVAL

El Carnaval de Uruguay es sin lugar a dudas una de las festividades más populares y esperadas por muchos uruguayos. Desde fines de enero hasta finales de febrero, se desarrolla esta fiesta que se destaca como "el carnaval más largo del mundo" al tener más de 40 días de duración. 

Hay desfiles por las calles (las famosas "llamadas"), personas disfrazadas con atuendos y maquillajes coloridos, y bailes al compás de los tambores.

También están los tablados y el Teatro de Verano, lugares donde los conjuntos de carnaval (humoristas, parodistas, murgas  y agrupaciones) despliegan su espectáculo.

Entramos al Teatro de Verano por la noche y fue toda una sorpresa ver todo lo que había allí desplegado, un verdadero espectáculo de nivel internacional y muchísima gente en un anfiteatro al aire libre. Increíble.

Los montevideanos dedican el mes de febrero entero a desmelenarse con música y bailes, haciendo la competencia a los brasileños. El mes arranca con el imprescindible Desfile de las Llamadas, dos noches en el que varias comparsas recorren las calles del barrio de Palermo y el barrio Sur. Las rivalidades entre barrios se disparan mientras una interminable ola de bailarines recorre las calles al ritmo de la percusión, que se toca con unos peculiares tambores.









 

PEPE MÚJICA

No me podía olvidar en este post de hablar del insólito Jose Alberto Mújica, "Pepe Mújica", quien fue presidente de Uruguay durante 5 años hasta marzo 2015 y que hoy tiene ya 87 años.

Rara vez un gobernante suele ser recordado "en buenos términos" más por sus rasgos puramente personales o una idiosincrasia peculiar que por su (buena o mala) actuación como presidente. 

Un histórico del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (guerrilla urbana que combatió a la dictadura militar con métodos terroristas, militancia que le costó 13 años de cárcel). La polémica siempre estará servida con este background...

Convenciese o no, Mujica, basó su popularidad doméstica y su fama internacional en una imagen de hombre frugal e íntegro, que prefería seguir viviendo en su humilde chacra de la periferia de Montevideo, haciendo vida de floricultor cuando las responsabilidades de gobierno se lo permitían, que era indiferente a los privilegios del poder, y que donaba casi todo su salario a inversiones sociales, por lo que fue llamado "el presidente más pobre del mundo". También, por sus apelaciones a una ética de la "sobriedad" frente al derroche y la corrupción de la alta política, por su estilo marcadamente informal poco apegado a etiquetas y protocolos, y por su lenguaje coloquial en ocasiones rudo, que arrastró a Pepe, sincero y espontáneo , a varias polémicas.

Bajo su presidencia socialdemócrata, Uruguay consolidó su crédito como país de éxitos económicos y abanderado del progresismo social, como la despenalización del aborto, el matrimonio homosexual y la legalización, bajo regulación del Estado, del mercado de la marihuana para luchar contra la violencia del narcotráfico. 

La lucha contra la pobreza y contra las desigualdades sociales fueron sus prioridades, aunque dicen que fracasó en la construcción de infraestructuras de comunicaciones muy necesarias y en la mejora de la calidad de la educación.

Apoyó el proceso de paz en Colombia, acogió a presos liberados de Guantánamo y a refugiados sirios, y expuso su mayor predilección por el modelo de Lula da Silva en Brasil frente al socialismo bolivariano de Chávez en Venezuela. También llamó la atención el excelente trato con la Administración Obama. Su talla política  convirtió a Mujica en un referente para la izquierda latinoamericana y también para los nuevos movimientos sociales y partidos surgidos en Europa.

Debía de contarlo, por la singularidad de este carismático político de raíces vascas: sus antepasados proceden de un minúsculo barrio rural escondido entre bosques del Goierri guipuzcoano, en el País Vasco.

 

PUNTA DEL ESTE

En Montevideo alquilamos un coche por 1 día (81 eur), para conducir hasta Punta del Este (135 km, 2h), un destino que sabía no me iba a entusiasmar, pero que me pareció que debía de ver por todo lo que había leído de esta “Marbella uruguaya”.

En Punta del Este hay casinos, museos, yates y hoteles de lujo que atraen a celebridades y visitantes durante todo el año, especialmente en verano, que es la temporada de playa. 

Este lugar es cabeza del turismo europeo y los millonarios argentinos y puede ser muy cara, sobre todo la comida

Es una ciudad de ocupación temporal: su infraestructura de viviendas y comercial pasan gran parte del año infrautilizada, "obligando" a cargar en los precios de temporada los costos y márgenes que se absorberán a lo largo del resto del año. 

La primera impresión al verla es de especulación inmobiliaria: muchos edificios altos de apartamentos.





En Punta del Este hay argentinos por todos lados. Muchos se instalaron para vivir y otros ocupan sus casas de veraneo, con el plan de quedarse incluso hasta marzo… (allí su verano es enero y febrero, vs. Julio y Agosto en Europa).

Punta del Este, relativamente pequeña, es la zona más internacional de Uruguay, aunque no estoy seguro de que, como se dice, es uno de los destinos turísticos más glamurosos de Sudamérica. Salvo que lo entendamos como un lugar con elegantes residencias junto al mar, muchas playas, un puerto deportivo, edificios de apartamentos, hoteles de lujo y caros restaurantes. 

Las playas más importantes son la larga playa Mansa, en el Río de la Plata, y la playa Brava, ya en el Atlántico, junto con la playa de Los Ingleses y la playa del Emir, frecuentadas por surfistas. 

El monumento más famoso, y su símbolo, es “La mano en la Arena” (en playa Brava), una enorme escultura que emerge de la arena.

 

JOSE IGNACIO

Una excursión imprescindible, a 30 km de Punta del Este, es José Ignacio, un pequeño pueblo de moda, con un icónico y bonito faro, donde dicen que acuden ricos y famosos.

Este pueblo de pescadores devenido en foco neurálgico de argentinos y viajeros internacionales, es el lugar donde se concentran las propiedades más caras del mercado inmobiliario uruguayo. 

Con solo un puñado de apartamentos disponibles cerca del Faro, la oferta de inmuebles es escasa y como ejemplo, para la primera quincena de enero, el alquiler empieza en unos 3.000 usd para viviendas de 1 habitación, 9.000 usd de 2 hab. y 14.000 usd a partir de tres. Estamos locos...

Un local insoslayable es el Parador La Huella, cuyo aspecto distendido a la orilla del mar contrasta con la sofisticación y precios de su carta, donde, además de pescado fresco, no faltan jugosos cortes de carne uruguaya seleccionados por el chef Alejandro Morales. 

Allí uno se podría topar fácilmente con celebridades internacionales apurando su asado en chancletas. Conceptualmente recuerda mucho al "Beso Beach" de Ibiza y Formentera que te podrás encontrar en Sudamérica.




Cayó un un Tapiz 2020, un sauvignon blanc de Mendoza...

 

 

 

 





Regresamos a Punta del Este a pasar la noche en el Hotel Bonne Etoile, que reservé por Booking (80 eur la doble con desayuno). Cenamos por la zona del Puerto, excesivamente ruidoso para mi gusto. Poco interesante. 

Al día siguiente, fuimos a Montevideo para dejar el coche de alquiler y tomar un autobús por 180 km y 2,5h a Colonia del Sacramento (12 eur) para estar unas horas y tomar después el ferry a Buenos Aires.


COLONIA DE SACRAMENTO

Su centro histórico conserva las antiguas mansiones en medio de las calles de rocas y paredes que parecen intactas en el tiempo.

Una muralla del S. XVIII, plazas sombreadas y calles adoquinadas de aire pintoresco. La villa Colonia del Sacramento, joya del patrimonio colonial uruguayo, a orillas del Río de la Plata, está 180 km al oeste de Montevideo, 2h de coche, y a solo 50 km en ferry (1,5h) de Buenos Aires.

Es la ciudad más histórica de Uruguay y conserva toda la estructura de la época colonial, con sus estrechas calles adoquinadas y sus casas antiguas

La preciosa Colonia fue fundada en 1680 por los portugueses en un estratégico emplazamiento frente a Buenos Aires, y fue ganando importancia como origen de las rutas de contrabando que pusieron en jaque el monopolio mercantil español y provocaron batallas entre España y Portugal. 

En el barrio histórico se puede pasear entre las casas coloniales de la calle de los Suspiros, o por el paseo de San Gabriel en la orilla occidental del río, por el puerto viejo o por las dos grandes plazas del casco antiguo. Ocho museos históricos se reparten el interés de los visitantes.


Si hay una ciudad que debes de visitar en Uruguay por su arquitectura y su atmósfera encantadora (reserva solo una mañana o una tarde), esta es Colonia del Sacramento (a las que se refieren como Colonia). 
Declarada Patrimonio de la Humanidad, tiene un precioso pero pequeño casco antiguo, un verdadero encanto con sus calles empedradas, coloridos edificios y coches de época aparcados delante de algunas casas. Por la noche dicen que la iluminación da un toque más romántico...













Antes de tomar el ferry, fuimos a comer al restaurante Charco, donde probamos la merluza uruguaya y cayó un Atlántico Sur 2022, un pinot noir de Familia Deicas, un tinto uruguayo muy rico pero lejos de los probados en Argentina...


 



Mi corta estancia en Uruguay me gustó mucho, es un lugar ideal para una pequeña escapada finalizando un periplo por Argentina pero quizás haya quienes puedan o quieran estar más días y recorrer más a fondo este diminuto país.
Para ellos, indico tan solo algunos planes adicionales que a mí no me dio tiempo a hacer...
  • Perderse en las dunas y contemplar los leones marinos desde lo alto del Cabo Polonio. Se llega por la Ruta 10, al noroeste de La Paloma, donde está el desvío hacia esta aldea de pescadores enclavada entre montículos de arena y coronada por un faro solitario. En Valizas hay unas dunas increíbles a solo 10 km de Cabo Polonio: es una playa a la que hay entrar en jeep o a caballo. El cabo es una reserva natural de lobos marinos y por la noche el cielo se ve impresionante
  • El interior de Uruguay, si eres amante de la naturaleza: lleno de extensos espacios abiertos, con infraestructuras turísticas rudimentarias, para ver parajes poco visitados, como el Valle del Lunarejo y la Quebrada de los Cuervos.
  • Salto, región que acoge la segunda ciudad más grande del país y frontera más septentrional con Argentina, es un lugar tranquilo, territorio de gauchos y visitada por viajeros en busca de sus fuentes termales.
  • Punta del Diablo ha pasado de ser una adormecida aldea de pescadores a destino cool y epicentro de la escena mochilera de playa en Uruguay. Es perfecto para practicar surf o montar a caballo por las playas del Parque Nacional Santa Teresa
  • Piriápolis recuerda ligeramente a un pueblo costero mediterráneo y tiene un encanto muy particular, gracias al majestuoso Hotel Argentino, su spa europeo de principios del S. XX y al paseo marítimo. 
  • Las enormes haciendas del interior del país, que son un icono cultural uruguayo y se han convertido en una de las grandes propuestas turísticas para disfrutar del auténtico espíritu del país. Una de las más impresionantes es la de San Pedro de Timote, de mediados del S. XIX, a 160 km al noreste de Montevideo.
  • Alejándonos unos kilómetros de la costa, a 1h en coche, se encuentra Pueblo Garzón y en temporada baja no llega a los 200 habitantes, con una vibrante comunidad artística y el famoso (y muy caro) Restaurante Garzón, segundo proyecto en la zona del chef Francis Mallmann y que, desde la plaza central del pueblo, atrae a comensales de todo el mundo gracias al brillo de su reputada cocina. Además, gran parte de las botellas de vino que se descorchan en el restaurante proceden de la cercana Bodega Garzón, que ofrece visitas guiadas y experiencias de maridaje a los visitantes.
  • Yendo de Punta del Este a Montevideo, km. 45, está la costa de Atlántida, en las playas de Villa Argentina. Escondido detrás de un pequeño bosque de pinos, sobre una playa desierta se alza majestuoso el "nido" del Águila, que fue en sus orígenes una casa: los enormes ojos son las ventanas de la sala de estar, desde la cual se observa directamente el mar abierto.
  • Parece interesante también el Laguna Garzón Lodge, pasado Jose Ignacio, el primer hotel flotante de América del Sur, antes de dueños uruguayos, ahora argentinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario