Título

WELCOME TO MY TRAVEL VLOG

© 2024 LOS VIAJES DE OSCAR. Travel stories, Photography and Video

ULTIMAS PUBLICACIONES

martes, 2 de noviembre de 2021

ATHENS (GREECE) 2021 october

Visité Atenas en 1.988. 33 años después, he regresado por una carambola viajera. 

Tras un vuelo desde Madrid de 4h,  redescubrí, con muchísima mayor percepción e interés viajero, una ciudad  encantadora. Estuve 3D/2N antes de volar a Abu Dhabi, para evitar allí una cuarentena por Covid-19, desde donde –tras 4D/3N- volé por fin a la isla de Socotra (Yemen), objetivo de este viaje “3 en 1”.

La historia de Atenas, capital de Grecia, se remonta a más de 3000 años atrás, y la ciudad floreció durante la antigüedad clásica. 

El patrimonio que se conserva de esa época es su principal atractivo, pero no el único. Atenas es más que una reliquia de su glorioso pasado, hoy en día es una ciudad de unos 4 mill. habitantes (Grecia tiene 11 mill.), bulliciosa y llena de vida que ofrece una enorme cantidad de ocio y cosas para hacer y visitar. 
Pasó 400 años en poder de los turcos… y eso se nota bastante. 
Es una ciudad grande, muy agitada y con merecida fama de algo caótica. Es cuestión de gustos pero a mí me ha atraído  su energía, con un  ambiente que resulta más divertido que otras “ciudades museo” como Roma. Su puerto, El Pireo, es de los más importantes el mundo y de él parten los ferries a las islas griegas.

La visita a Atenas cuenta con atracciones culturales muy sorprendentes. La Acrópolis es una de las ruinas antiguas más impresionantes del mundo, una delicia. Además hay otros encantos que esperan ser descubiertos como sus iglesias bizantinas que se encuentran repartidas por toda la ciudad, o los bonitos barrios de Plaka y Anafiotika con sus casitas y calles angostas, o Exarchia, el barrio de los grafittis. 

Tampoco hay que perderse un paseo por la Atenas más moderna y visitar la Plaza Syntagma. Propio de una urbe tan turística, toda la cartelería exterior en  calles y atracciones está en bilingüe (griego e inglés). Ya en 1.988 comprobé que las películas extranjeras en TV no las doblaban, solo las subtitulaban en griego… lo que puede explicar el razonable conocimiento del inglés de los griegos, algo que también pasa en Portugal.

Si tuviera que definir a los griegos, muy majos, ciertamente encantadores y amables, diría que serían una mezcla de españoles y portugueses, con un "toque" turco

El espíritu de sus calles, vital, acogedor y colorista, hace que se sientas muy a gusto. Ciudad cosmopolita, mezcla de distintas culturas y gentes que a través de los tiempos dejaron su huella, es ya por sí sola un motivo potente para un viaje a Grecia.

Los precios me parecieron en general baratos (por fin!): después de Islandia, me lo merecía.

Dejo aquí un pequeño video del viaje: VIDEO ATENAS


Además puedes ver acceder a ver el resto de este viaje que me llevó también a Abu Dhabi y a la isla de Socotra (Yemen)



Te cuento lo que hice.
El Aeropuerto, a 12 km de Atenas, tiene mucha actividad. Había olvidado lo turística que es Atenas, con muchísimo extranjero de todas las nacionalidades deambulando, autobuses turísticos,… los cruceros influyen mucho. 
Saqué por 20 eur una tarjeta de transporte muy ventajosa para 3D que incluia ida/vuelta en metro al aeropuerto (40 min.) y viajes ilimitados en metro y bus. Le saqué chispas. 

El metro es rapidísimo… y muy ruidoso!... y en casi todas las estaciones hay fotos o muestras reales de las excavaciones que tuvieron que hacer, con muchos hallazgos arqueológicos en el subsuelo de la ciudad.





Todo el subsuelo de Atenas esté lleno de yacimientos y las excavaciones son muy habituales.



Algo que llama la atención es la multitud de “Kioskos” que hay por toda la ciudad, vendiendo de todo. Y también que hay cientos de cajeros automáticos aislados, en cualquier esquina, sin oficina bancaria.



ARCO DE ADRIANO. Justo al lado del Templo de Zeus Olímpico (aunque fuera del recinto) está este majestuoso Arco de 18m de altura que se construyó para separar simbólicamente la ciudad antigua de la parte romana (moderna) concebida por el emperador Adriano. 
El Arco está dedicado al emperador, que impulsó un montón de obras en Grecia, como el primer acueducto de Atenas.




TEMPLO DE ZEUS OLÍMPICO. Su construcción duró nada más y nada menos que siete siglos. Lo empezaron en el siglo VI aC y lo acabaron en el año 132. En su día el templo tuvo que ser espectacular, con  104 columnas (solo quedan 15) de 15m de altura. En la Edad Media un terremoto arrasó gran parte de su estructura. Pero lo que queda es suficiente para hacerte una idea de su grandeza.



Me dispuse a subir a la Acrópolis, que estaba muy cerca de mi hotel. La pena es que eran ya las 18h y no vendían ya entradas. Así que aproveché a ver sus alrededores:

COLINA DE FILOPAPPOS. Una parada imprescindible en uno de los mejores miradores de la ciudad. Está muy cerca de la Acrópolis y tiene unas vistas privilegiadas de este tesoro histórico. Es un sitio magnífico para ver el atardecer tranquilo. Pude ver la Prisión de Sócrates y un templo muy curioso.






COLINA DEL AERÓPAGO.  SubÍ unas escaleras hasta llegar a unas rocas algo resbaladizas desde donde tuve unas vistas preciosas a la Acrópolis y de toda la ciudad. Mucha gente. Evocador. 











Tengo en este mismo lugar unas fotos de hace 33 años...



Desde aquí, bajé hasta una de las sorpresas del viaje.

ANAFIÓTIKA. En Atenas se encuentra un trocito de las islas Cícladas: el barrio de  Anafiotika. Sus calles blancas, empinadas y llenas de flores te trasladan a Santorini, Mikonos,… Es raro verlo en el centro de una ciudad de 40km de diámetro, pero este barrio lo empezaron a construir en 1.851 unos albañiles procedentes de Analfi, una isla del Egeo, de forma anárquica y casi ilegal. Un barrio super encantador y muy curioso, pegado a Plaka y en la falda norte de la colina de la Acrópolis. 

Sus calles estrechas, con casitas bajas, tiestos con florecillas y ventanas de madera pintadas de azul son preciosas. Es un laberinto y es fácil perderse.  Un sorprendente oasis dentro del caótico asfalto ateniense.











PLAKA, el barrio más pintoresco de Atenas. De todos los barrios de Atenas me quedo con Plaka, barrio comercial por excelencia y que está muy de moda. A parte de entrar en sus comercios y tomarte alguna cerveza en sus terrazas lo mejor es perderse por sus calles coloridas. 
Aunque es el barrio más turístico de la ciudad y suele estar abarrotado de turistas y locales, eso no le resta ni un ápice de su encanto. Muchas de sus calles son peatonales y están franqueadas por bellos edificios neoclásicos donde vive parte de la alta sociedad. 

Allí se dan cita alguna de las mejores tabernas, cafés y restaurante de la ciudad. 
Es muy importante saber que a Plaka no solo van los turistas, sino que además es uno de los lugares favoritos de los atenienses para reunirse, salir a cenar o pasear, ya que es una zona muy agradable en la que el tráfico de coches está totalmente restringido. 

Cruzando la avenida Amalias se entra en la calle Lyssicratous, que te lleva al barrio de Plaka. Merece la pena dedicar un tiempo a pasear por sus calles estrechas y pintorescas, sus escaleras y plazas pequeñas, visitar sus tiendas y comer en alguna de las sus tabernas al aire libre, algunas de más de 150 años. Las calles del oeste de Plaka te conducen a la zona de Monastiraki. En la calle Ifestou hay cantidad de pequeñas tiendas que venden artesanía, zapatos, sandalias, ropa, discos, libros y grabados. 










El primer día (13/octubre) llegué por la tarde e inicié de inmediato un itinerario que había preparado. 
Recuerdo que en Grecia cuentas con roaming gratuito, al ser UE. Con ayuda de Google Maps, he alcanzado con mucha facilidad todos mis objetivos. El 1er dia recorrí 11 km a pié, el 2º 14 km y el 3º 13 km.

Tuve mala suerte con el tiempo; aunque hacía calor (24º), Atenas sufrió lluvias torrenciales e incluso inundaciones que me trastocaron los planes del 3er día:  cerraron todas las atracciones arqueológicas y hasta los colegios. Tremendo.

El Hotel que reservé en Booking, Stefanion Suites, excelente, en pleno centro del barrio de Plaka, con un propietario muy atento: 52 eur/noche con desayuno incluido en un cercano restaurante.

Cené en una terraza en plena calle y frente a una galería de arte. No se puede pedir más.


Paré en Brettos, una reconocida vinoteca, famosa a nivel internacional, fundada en 1909. La decoración es exquisita, estando las paredes repletas de coquetas botellas de licor, con una iluminación precisa y muy bonita. Probé unos caldos blancos especulares, de uvas como Asyrtiko y Semillon, en una carta de vinos con precios de copa, botella para consumir allí y para llevar. Me encantó el concepto y el ambiente.


.



Al día siguiente anunciaban de nuevo alerta por lluvias torrenciales, así que fui pronto al ver el plato fuerte de la ciudad: el sitio arqueológico más importante de Occidente.



ACRÓPOLIS. Fue construida en lo alto de una colina, a unos 156 metros de altura, por lo que va a ser una de las primeras cosas que vas a divisar a tu llegada a Atenas.

En el siglo V aC empezó a tener mucha importancia política y se empezaron a construir grandes templos que todavía hoy podemos disfrutar: El Partenón, el Erecteion, el Teatro Dionisio y el Templo de Atenea. La mayoría son reconstrucciones ya que las estructuras originales no han podido resistir al paso del tiempo y al impacto de varios terremotos. El conjunto arqueológico está "patas arriba", casi todo está en obras. Normal.

Por la noche dicen que es sencillamente impresionante. La iluminación nocturna de la colina la embellece aún más y hace que luzca en todo su esplendor… La verdad es que –si vas algo pillado de tiempo- mi recomendación es no contratar un guía: el recorrido se ralentiza mucho y tienen que estar pendientes de que nadie se pierda o quede parado.

Me llamó la atención la cantidad de turistas con chancletas… en un terreno tan pulido y resbaladizo... más aún por la lluvia. En fin.















Hace 33 años, también me saqué estas fotos...



No fui a ver el Museo de la Acrópolis, que dicen es una visita imprescindible y ayuda a comprender muchas cosas, viendo muchísimos objetos originales que fueron extraídos de la Acrópolis para conservarlos.


Tuve que ir a un hospital en las afueras a hacerme una PCR para poder volar con Wizz Air a Abu Dhabi. Por cierto, ésta PCR, como las dos que me hicieron en el aeropuerto de Abu Dhabi, y el test de antígenos que me hice en un hospital de Socotra, fueron super-light, nada que ver con las realizadas en España, donde “meten” mucho más el palito por la nariz. Parecía una broma, con poca fiabilidad.

MERCADO DE MONASTIRAKI. Me dí una vuelta por este laberinto de calles para curiosear. Las calles se llenan de puestos y de artistas callejeros. Se pueden comprar antigüedades y objetos de segunda mano. Se extiende entre las estaciones de metro de Monastiraki y Thissio por toda la calle Ermou y sus bocacalles. Pero la lluvia era fortísima e incesante. Tiré por la calle Ermou y alrededores. Esta larga y animada calle comercial termina frente al Parlamento en la Plaza Sintagma y es una de las principales de Atenas en cuanto a comercios. Suele estar animada a cualquier hora del día y de la noche. 

Todo el mundo pasea por la calle Ermou pero es interesante descubrir también dos calles paralelas a ésta: Karageorgi Servias y Kolokotroni.





En mi tercer día, con todas las atracciones turísticas cerradas ante la previsión de más fuertes lluvias (lo que me impidió ir a ver el Ágora), fui a las 10h a ver algo que me traía muchos recuerdos de cuando estuve en 1.988.

EL CAMBIO DE GUARDIA (Plaza Syntagma). 

Un espectáculo que llama la atención frente al Parlamento de Grecia, es el conocido como el “Cambio de Guardia”. 

El ritual tiene lugar junto a la Tumba del Soldado Desconocido, inaugurada en 1932 con un relieve en el que se representa la figura de un soldado moribundo. Esta tumba se encuentra custodiada permanentemente por hombres de la Guardia Nacional quienes visten antiguos uniformes. El Cambio de Guardia realizado allí, tiene lugar todos los días del año, cada hora, mediante una tradicional ceremonia. 

Los soldados denominados “evzones” desfilan por la zona y atraen a numerosos visitantes. Es una parada imprescindible y muy curiosa, desde luego mucho más “divertida” que la de Londres. Custodiada las 24h por dos evzones, antiguos soldados de la guerra con el Imperio Otomano, con falda y leotardos. Cada hora dos nuevos soldados toman el relevo. Lo hacen de manera sincronizada y como a cámara lenta... Los Evzones se han convertido en símbolos de valentía y coraje para el pueblo griego. A lo largo de estos 60 minutos, deben permanecer perfectamente quietos hasta que sea el momento de cambiar con otro guardia. 



Durante el cambio, trabajan en parejas para que puedan coordinar perfectamente sus movimientos. Los pasos que requiere la ceremonia oficial se llevan a cabo a cámara lenta para proteger su circulación sanguínea después de 60 min. de inmovilidad. Los soldados de la Guardia Presidencial son seleccionados de acuerdo con su altura, excelente condición física y estado psicológico, así como por su carácter y moralidad, ya que son sometidos a un entrenamiento de 1 mes muy intenso antes de entrar a formar parte de esta unidad honoraria. Además de permanecer quietos, los soldados tampoco deben hacer ningún movimiento facial u ocular, ni mostrar expresión alguna…. aunque algunos incautos se les acerquen para hablarles.



Antes de ir al aeropuerto, tenía medio día para hacer más cosas: descubrir la Atenas más radical recorriendo su barrio anarquista: EXARCHIA. Diferente y muy auténtico. Los graffitis en las paredes son una constante y casi todos tienen mensaje político. Además, es una zona excelente para comer o tomar algo. Me encantó y disfruté mucho viendo los grafittis.









También fui a las tiendas de segunda mano que hay cerca de la PLAZA OMONIA. Según temporada, venden prendas a partir de 2€. 
En otros establecimientos venden ropa al peso. Muy curioso y una buena forma de pillar alguna ganga. Compré varias cosas.







Atenas, un “regalo” inesperado en mi viaje a Socotra (Yemen), me encantó y considero que realmente Atenas merece mucho la pena incluso para un simple "puente"… si encuentras alguna oferta de vuelo (yo volé por 100 eur desde Bilbao, solo ida) saliéndote así de los clásicos destinos europeos como Berlin, Roma, Amsterdam, París,… verás una ciudad muy interesante, con muchos atractivos y precios muy moderados. 





Dejo de nuevo un pequeño video del viaje: VIDEO ATENAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario